Valle de Tlacolula

Oaxaca, México

El Valle de Tlacolula se encuentra al este de la ciudad de Oaxaca de Juárez. El valle es el hogar de los sitios prehispánicos de Mitla y Yagul, así como de lo que se dice que es el árbol más grande del mundo. Muchos de los mejores tejidos que verá también se pueden encontrar en este Valle. De hecho, se considera que algunas de las comunidades con las que trabajamos tienen las culturas de tejido más famosas de México.

En nuestros tours, obtendrá información única sobre las culturas y los estilos de vida de nuestras comunidades participantes. Siga leyendo para descubrir dónde trabajamos y para aprender más sobre cada comunidad

 
 

Teotitlán del Valle 

En náhuatl, Teotitlán significa: "Tierra de los dioses". Se considera que es la primera ciudad en esta área fundada por los zapotecos. Una leyenda dice que los zapotecos cruzaron la montaña llamada Picacho (que se puede ver desde el patio de la iglesia), miraron hacia abajo desde su pico y decidieron instalarse en el valle de abajo.

 

Teotitlán es famoso por sus tejidos, que han sido una actividad artesanal popular desde tiempos prehispánicos. Los españoles introdujeron el telar y el hilo de lana, que los zapotecos incorporaron en su tradición de tejido ya existente, lo que dio como resultado los bellos tapetes que se producen hasta el día de hoy. La mayoría de las personas en Teotitlán hablan zapoteco y español.

 

En Teotitlán trabajamos con muchas tejedoras artesanales increíbles, así como con mujeres que crían pollos, venden productos en el mercado, tienen tiendas pequeñas y más.

 

 Santa María Guelacé 

En zapoteco, Guelacé significa "milpa de elote". En zapoteco, gulá significa milpa y xeé significa elote, de ahí el nombre, "milpa de elote".

 

La tradición oral dice que los habitantes de Guelacé son descendientes de la gente de San Juan Teitipac, la comunidad a la que perteneció la tierra de Guelacé cuando la zona estaba siendo colonizada por los españoles. Durante este período, según cuenta la historia, "en la temporada en que el maíz estaba tierno", 26 personas abandonaron sus campos para establecer sus hogares en lo que ahora se llama Guelacé.  

 

Guelacé es todavía una pequeña comunidad con aproximadamente 800 habitantes y está dedicada principalmente a la agricultura.

 

San Sebastián Abasolo 

No hay documentos históricos que digan exactamente cómo se fundó Abasolo, pero hay tres lugares en el pueblo donde se han encontrado artefactos precoloniales. Los residentes actuales del pueblo consideran el cerro Danni Yeri un sitio histórico porque cerca del arroyo hay un túnel, por el que creen que las antiguas comunidades solían viajar a las tierras de Zaachila, un pueblo oaxaqueño a unos 20 kilómetros de distancia.

Durante algún tiempo, la tierra donde se encuentra Abasolo se consideró parte del territorio de San Jerónimo Tlacochahuaya. En 1670, los nativos de Tlacochahuaya comenzaron a construir chozas en los campos para cuidar sus animales y cultivos. Con los años se formó una comunidad completamente nueva. En 1878 San Sebastián Abasolo fue oficialmente fundado y dejó de pertenecer a Tlacochahuaya.

 

El pueblo es en gran parte agrícola, que se especializa en la producción de frijoles, ajo y chiles de agua (que se utiliza para hacer los chiles rellenos).  También es común que las familias críen ovejas, gallinas, vacas, toros y otros animales en sus patios. Muchas mujeres en Abasolo producen el famoso queso fresco de Oaxaca, un queso fresco y salado.

 

 Santo Domingo Tomaltepec 

Tomaltepec significa, "En el cerro de los tomates". El nombre es una fusión de tomatl, es decir, tomate, Tepetl, que significa cerro, y la c, que significa sobre o encima. Situado a 10 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, Santo Domingo Tomaltepec está escondido detrás del Tule.  Su entrada tiene un letrero que dice: "Bienvenidos al Municipio Sto Domingo Tomaltepec - Tierra del Pan y Talabartería" Como puede adivinar, los principales comercios llevados a cabo en Tomaltepec son pan, talabartería y agricultura. El suelo en Santo Domingo es vertisol pélico, un suelo rico, espeso, gris-negro. Su uso agrícola es extenso y productivo, pero su consistencia lo hace difícil de manejar.

 

Hay un festival anual durante la semana del 2 de agosto para honrar al santo patrón del pueblo, Santo Domingo. Las celebraciones incluyen una procesión donde las mujeres llevan cestas de flores y fuegos artificiales en sus cabezas.  Son las mujeres quienes hacen estallar los fuegos artificiales durante el festival (en la mayoría de los pueblos de los alrededores los hombres están a cargo de esta parte de los festivales).

 

Trabajamos con algunas artesanas de cuero en Tomaltepec, sin embargo, la mayoría de nuestras prestatarias aquí, tienen pequeñas empresas enfocadas en clientes de la comunidad local, cosas como un cibercafé, una taquería, tiendas de conveniencia, hacer tortillas y más.

 San Miguel del Valle 

San Miguel del Valle es una comunidad zapoteca y el zapoteco es todavía la lengua principal de la gente. A pesar de que están a solo 15 km de distancia, los zapotecos en San Miguel del Valle y Teotitlán del Valle tienen dialectos claramente diferentes.

 

Muchas de nuestras prestatarias en San Miguel son artistas de bordado.  Al entrar al pueblo, no puede dejar de notar los atuendos llamativos que usan todas las mujeres de la comunidad.  El vestido típico en San Miguel incluye vestidos de colores brillantes con faldas plisadas elaboradamente y delantales ricamente bordados.  Aunque este no es el vestido tradicional de San Miguel, es el vestido típico y es distintivo de esta población. Si conoces el área, puedes mirar alrededor de un gran mercado y ver de dónde son las mujeres por el corte de su vestido y el estilo de su delantal.

 

Según nuestras prestatarias, no fue hasta finales del siglo XX que San Miguel desarrolló su centro del pueblo. Hasta ese momento, la mayoría de la gente de la comunidad vivía y trabajaba en ranchos y granjas a los pies de la cordillera de la Sierra Norte.  Alrededor de la década de los 70 convergieron varias fuerzas que alentaron a las personas a comenzar a construir casas en el pueblo. El comercio de tejidos en San Miguel se estaba desarrollando en este momento, dando a los residentes una forma de ganar dinero desde dentro de sus hogares en lugar de en el campo.  Los hombres, en grandes cantidades, también comenzaron a ir a los EE. UU. para trabajar y el dinero que enviaron ayudó a pagar la construcción. Al mismo tiempo, los servicios como la electricidad y el agua también se volvieron más fácilmente disponibles en la comunidad.

 

En San Miguel trabajamos con una mezcla de artesanas (tejedoras, costureras y artistas del bordado) y mujeres cuyas empresas atienden a la comunidad local (mujeres que hacen tortillas y tamales, crían pollos, tienen tiendas pequeñas, y más).

 

© Copyright 2019 Microemprende, Intercambia y Aprende, S.A de C.V.

Website illustrations by Annemieke Buursink

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White TripAdvisor Icon